sábado, 8 de junio de 2019

LOS DESEOS DE PEDRO SÁNCHEZ Y PABLO IGLESIAS


Los deseos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

 


“Sólo hay una fuerza motriz: el deseo”.
 Aristóteles


Terminamos el post anterior “Lo elemental se complica en la política", recordando a los líderes  políticos  que la libertad, en un contexto  bergsoniano,  consiste en  “estar inclinado sin estar necesitado”

El deseo de Pablo Iglesias es entrar a formar parte del gobierno. El deseo de Pedro Sánchez es  formar un gobierno al que no pertenezca   Pablo Iglesias.


Tratar de conocer cuáles son las “razones internas” que sostienen la motivación de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, para desear lo que desean,  sería un análisis muy interesante y revelador.


Los deseos de las personas son importantes.


 Bertrand Russel pasó una parte de su vida tratando de definir la noción del bien en función de la satisfacción de los deseos. No lo hizo desde una inclinación al hedonismo, sino a partir del  razonamiento de que los juicios y las acciones morales,  tenían su génesis en la voluntad y está en la motivación, lo cual implica, según Russel, que la moralidad no puede darse sin el deseo que  da fuerza a la motivación.


Empezó Bertrand Russell  creyendo que la moral era una cuestión puramente  subjetiva  basada en los deseos. Dado que  en los humanos existen  deseos contradictorios,  y dado que es necesario  convivir,  la cuestión pasa por regular esos deseos contradictorios.

Este punto de vista de Russel, choca con una ética universalista  que predicaba Kant en su imperativo categórico. Este punto de vista de Russel, hacía imposible todo razonamiento sobre la moral.
  

Los dos protagonistas, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez,  de los que nos estamos ocupando,  no podrían sentarse a razonar y negociar.


Un ejercicio que hacemos con frecuencia en las empresas  tiene como objetivo que,  los mandos y directivos, se habitúen a  distinguir entre hechos, opiniones y sensaciones.  Los hechos son observables , constatables, objetivos e incuestionables; las opiniones son juicios subjetivos y contestables; las sensaciones y las emociones les ocurre lo mismo. No tendría sentido,  ni llegarían a nada,  si los dos protagonistas pasan de los hechos y pierden el tiempo ocupándose exclusivamente de sus opiniones y sentimientos. 
 
Posteriormente Russel  fue evolucionando y transformando su idea original  hasta llegar,  en su libro ‘Religión y ciencia’,   a darnos dos definiciones de ética:
  1. La ética consiste en dar importancia universal a ciertos deseos que  son generalizables.
  2. La ética está relacionada con la política: en ambos casos se trata de que los deseos colectivos de un grupo produzcan efectos sobre los individuos o, al contrario, que los deseos de algunos individuos se conviertan en los deseos de un grupo.

Los dos protagonistas de los que nos estamos ocupando,  ya pueden sentarse a razonar y negociar.



Si Pedro Sánchez y Pablo Iglesias  aceptan este enfoque de Russel,  pueden llegar a un acercamiento  sabiendo que los deseos internos, que tengan cada uno individualmente,  pueden resolverlos a través del razonamiento y ponderando los valores de los placeres y dolores que dichos deseos le producen.

Y, lo que es más importante, pueden razonar sobre sus deseos contradictorios y de igual forma tratar de resolverlos con el mismo procedimiento que resuelven los internos de cada uno: a través de los pros y los contras, de los placeres y de los dolores que les causan.

La  fuerza de este enfoque está en que este razonamiento moral logra el objetivo de movilizar las actitudes humanas,   lo cual va más allá de una simple, vana e inútil descripción de los comportamientos morales ("hay que ser generosos y llegar a un acuerdo")

Si se habitúan al mismo, como un valor añadido,  les aportará a ambos el tomar conciencia, darse cuenta, de la importancia de los conceptos filosóficos  éticos y morales,   y de la  gran influencia que tienen en las actitudes y en los movimientos sociales.

¡Igual terminan  logrando una reforma educativa que  incluya de nuevo la filosofía en los planes de estudio!

Igual acaban convenciéndose de que hay que huir de la filosofía barata, de pacotilla, pero  que es urgente recuperar  la filosofía de verdad, la orientada a la acción, ya que sólo esta  consigue resultados. Una filosofía que visualiza  la posibilidad de mejorar la existencia.

 "ser es hacer" Máxima existencialista


Es necesario (necesidad)  y urgente recuperar a Kant rechazando con él los “imperativos hipotéticos” (el moderno optimismo de pandereta: “tienes que ser feliz,  sí o sí, aunque sea en el infierno”) e implantar, cueste lo que cueste, su “imperativo categórico”: “Obra solo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal”.


Los hechos observables, constatables, objetivos e incuestionables de  los que hablamos más arriba, si son significativos, generan consecuencias que los hacen legítimos. Los observamos a través de una acción, un suceso, un resultado y un comportamiento. Observando a los dos protagonistas estos últimos días,  tal vez lleguemos a la conclusión de que lo que prima son las opiniones y los sentimientos y que si no salen de ese callejón todos llegaremos al resultado de repetir las elecciones 





 Las preguntas:


¿Cómo está  el  equilibrio entre Pedro y Pablo respecto a la “inclinación” y la “necesidad”?


¿Tienen ambos la misma intensidad de la inclinación a lograr una sociedad más justa, igualitaria, etc. (todo lo que plasmaron en sus programas electorales)?


¿Tienen cada uno individualmente necesidades personales que les convierten en fácilmente domesticables y les obligan a dejar de lado la inclinación marcando las necesidades,  por si solas,  sus pautas de su actuación?


Tres cuestiones que ayudan a clarificar el contexto: 

  1. Sobre la “jerarquía”  de los votos:El poder del superior sobre sus subordinados y el poder de los subordinados sobre sus superiores se puede incrementar simultáneamente intensificando la relación”. N. Luhmann
  2. Sería interesante reflexionar ahora  sobre la diferencia entre necesidad y deseo. Lo dejamos para otro post. Quedemos ahora con la idea de que la necesidad apremia más que el deseo
  3. Si la necesidad es muy acuciante es muy difícil no depender de la voluntad de otro para existir. Kant, en su época,  sostenía que no podía tener la condición ciudadana quién no tenía sus necesidades básicas resueltas. Es muy importante lo que la Ilustración llamó independencia civil:   “no deber la propia existencia y conservación al arbitrio de otro”Kant



“Donde acaba el deseo comienza el temor”. Baltasar Gracián



P.S. Aunque desarrollamos este post a través de las figuras de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el modelo puede generalizarse a todos los demás políticos y a otros contextos diferentes al de la política.



Iglesias avisa a Sánchez: "A una investidura se llega con los deberes hechos"
El secretario general de Podemos ha defendido ante el rey un gobierno de coalición de izquierdas. Iglesias asegura que "es evidente" que el PSOE está buscando el apoyo de Ciudadanos y lamenta que Sánchez no haya comenzado la ronda de contactos para negociar su investidura. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario