domingo, 2 de junio de 2019




LO  ELEMENTAL SE COMPLICA EN  LA POLÍTICA



“Si en  física cuántica la certeza no existe y según los presocráticos el sí y él no se incluyen juntos en una misma respuesta, ¿por qué nos escandaliza que muchos políticos carezcan de principios y no cumplan con sus promesas?”[1]Manuel Vicent


Henri Bergson sostuvo en su obra  escrita en 1896, “Ensayo sobre los datos inmediatos de la conciencia”,  que los actos  libres de los humanos se basan en una naturaleza oscura y compleja  y que antes de ser contemplados como un simple cálculo de intereses  y llegar a una elección racional, son elaborados  en nuestra conciencia oscura y compleja.

La escuela asociacionista británica, echando mano de la teoría del libre arbitrio (de la elección racional),  nos decía que las personas elegimos en función de un simple cálculo de intereses, pero ello requería de una condición previa:

 Tener en nuestra conciencia de forma constante y clara cuales con nuestros intereses.[2]



Si esto se cumple, entonces, las personas llegaríamos a todo un conjunto de pactos y decisiones libres  con las que votaríamos a un partido político determinado  y articularíamos un tipo  u otro de sociedad.[3]  


“Tener conciencia, antes de haber elegido, de poder elegir de otro modo”
John Stuart Mill

Bergson discrepa  de Mill. Según él, la libertad no está en la  elección sino en la “inclinación”. Contradice a Mill sosteniendo que es la conciencia la que genera los motivos  para inclinarse por una u otra  opción libremente. No son los motivos los que nos llevan a una elección libre.

¿Estaría en lo anterior la respuesta a la pregunta que se formula Vicent?: 

¿qué razón hay para tener ideas firmes y ser una persona de palabra?”  
Para Bergson (Materia y memoria, 1896) “el cerebro no es un órgano de recuerdo o conocimiento, sino un órgano de olvido e ignorancia”.

 Más que dedicarse a pensar y almacenar se dedica a impedir el paso a los recuerdos y percepciones que no son útiles para  conservarse en el “aquí" y “ahora”.

La cuestión clave no está en saber por qué los políticos no recuerdan lo que prometieron en la campaña electoral, sino en saber, por qué no recordamos todo el tiempo.

“El cerebro no podría almacenar el pasado por la sencilla razón de que él mismo está siempre en el presente” Bergson


Tener una memoria lúcida del pasado no sería de utilidad a los políticos. 


Una memoria con menos volumen gana en eficacia, ampliando las opciones.  Unas respuestas rápidas y automáticas condicionadas al  programa que nos “vendieron” para conseguir nuestro voto,  se hacen más lentas pero ganan en elasticidad.


Recordar a alguno de los líderes actuales que la libertad, en un contexto  bergsoniano consiste en

“estar inclinado sin estar necesitado”
¿Puede explicarnos este enfoque, por ejemplo,  la evolución de algunos líderes políticos? De forma más concreta y práctica, ¿la evolución de  Pablo Iglesias?


A nuestro juicio, Pablo Iglesias ha perdido su liderazgo personal (la capacidad de saber guiar y gestionar la propia vida), sin el cual no se puede liderar a otros.
El liderazgo personal viene marcado por el índice de autenticidad: grado de coherencia que existe entre lo que piensas, sientes y haces. Cuando este índice es alto, haces lo que dices y dices lo que haces.
Después de un cierto tiempo de convivencia, las personas que nos rodean y trabajan con nosotros suelen terminar, tarde o temprano, descubriendo nuestro grado de coherencia y autenticidad. El respeto se lo otorgamos a aquellos que llevan la autenticidad hasta sus últimas consecuencias.

¿Puede alguien tener un alto desarrollo de liderazgo personal y mantenerlo en el tiempo, si la "necesidad" supera a la "inclinación"?



 Bibliografía y fuentes:



      [1] Manuel Vicent: El País 02-junio-2019:


Elemental
Contra las leyes de la naturaleza, hay políticos todavía con la mano en el pecho y la golilla de hidalgo que creen que pactar es claudicar





[3]TIEMPO DE ELECCIONES: EL VALOR DE LA PALABRA DE LOS POLÍTICOS, EN GENERAL. https://neuroforma.blogspot.com/2019/04/tiempo-de-elecciones-el-valor-de-la.html

EL REGRESO DE PEDRO SÁNCHEZ: EL VALOR DE LA PREDICCIÓN



 Gallego, A.D: El inaferrable fantasma de la vida”. Batiscafo, S.L., 2015








No hay comentarios:

Publicar un comentario