Etiquetas

domingo, 12 de enero de 2020

EL RAZONAMIENTO MOTIVADO






RAZONAMIENTO MOTIVADO






¿Deseas defender tus propias creencias o deseas ver el mundo lo más claramente posible? Porque a veces no es posible hacer ambas cosas
Julia Galef
Aun cuando nos creemos animales racionales (Homo sapiens), la verdad es que somos de una racionalidad muy limitada.

“La democracia es como la harina, que alimenta hasta al más tonto y ella sigue siempre tan fina. La democracia es un sistema de gobierno que da cabida a políticos de cualquier pelaje e ideología. Los hay ladrones y honestos, competentes y patanes, moderados y trabucaires, torpes e inteligentes, duros y blandos”
Harina
El deber de un demócrata es aguantar la histeria colectiva como quien oye llover

Aun cuando nos consideramos homo economicus (racionales, egoístas, individualistas, egocentristas, que tomamos decisiones informadas  y racionales tratando de maximizar nuestros propios beneficios) y sobre estos postulados se fundamente el paradigma más potente de la economía, lo cierto es que estamos ante otra falacia más de las muchas que manejamos para tener un entendimiento y comprensión de nuestra conducta.

Tomamos decisiones emocionales y luego, después de tomarlas, las racionalizamos, buscamos argumentos y razones para darles un barniz de racionalidad.

DECÁLOGO DE AUTOGESTIÓN 4

Una VIDA bien vivida requiere ser preSIDIDA



Nuestras razones están reforzadas por nuestros valores y no al revés. Cuando alguien intenta justificar sus valores aportando un repertorio de razones para convencernos y no comulgamos con las razones que nos expone,  rebatiéndoselas, no revisa sus valores, sino que se inventa otros razonamientos con los que intenta convencernos.


No razonamos para encontrar la verdad; buscamos razones para justificar  nuestras reacciones emocionales. Nuestras pasiones eligen los fines, y luego nuestra razón encuentra los medios para lograrlos.


“Así es la sociedad de donde emergen, mejor o peor, a través de las urnas con el mismo derecho a levantar su voz en el Parlamento. Allí, en el hemiciclo, a los juicios ponderados y réplicas ingeniosas se suman los insultos más bajos, los rebuznos más zafios, pero la democracia posee una resistencia extraordinaria y todo lo aguanta, lo engulle y lo digiere” Manuel Vicent



Hacemos razonamientos morales no para ajustarnos a ellos,  sino para influir en otras personas de forma que terminen por compartir nuestros juicios. Es así como tratamos de conseguir determinados objetivos estratégicos tales como lograr tener una buena reputación, mantener nuestra autoestima alta, conseguir adeptos a nuestra causa, crear determinadas alianzas, lograr que nos voten, etc.


“Por otra parte, la libertad de expresión es una espléndida jaca salvaje que los medios cabalgan con furia y alegremente a galope tendido, lo que permite a cualquiera expresar una opinión estúpida, certera o detonante que se expande hasta más allá de la Andrómeda…” Manuel Vivent

El razonamiento es un mero sirviente de nuestras pasiones,  por eso nos cuesta tanto cambiar de opinión. Las opiniones políticas que tenemos suelen tener poco que ver con los hechos objetivos.


LA GRAN COALICIÓN:
PENSAMIENTO CRÍTICO Y OPTIMISMO FUNCIONAL  (1)


 “La razón es, y sólo debe ser, esclava de las pasiones, nunca puede pretender otra función que no sea servirlas y obedecerlas. David Hume




Millones de personas hemos leído el libro de Dale Carnegie titulado Cómo ganar amigos e influir sobre las personas. Carnegie nos daba los siguientes consejos: evitar confrontaciones directas, comenzar la interacción de manera amistosa, sonreír, escuchar, no decir nunca a nuestro interlocutor “estas equivocado”... Todos y cada uno de ellos no son efectivos si nuestro objetivo es manipular. Todos y cada uno de ellos son eficaces si nuestro propósito es mejorar las relaciones y el entendimiento

“Si hay algún secreto del éxito, este radica en la capacidad  de apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde el ángulo de esa persona, así como desde el propioHenry Ford.

El razonamiento motivado nos lleva directamente al sesgo de confirmación, "tragando" todo aquello que confirma nuestras creencias y rechazando cualquier argumento de peso que las contradiga. 



“La razón es esclava de las pasiones”Adam  Smith








Referencias Bibliográficas: 


Haidt, J. La mente de los justos. Por qué la política y la religión dividen a la gente sensata. Barcelona, Deusto,2019

Collier, P. El futuro del capitalismo. Cómo afrontar las nuevas ansiedades. Barcelona, Debate,2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario