domingo, 20 de enero de 2019

IGNORANCIA INDIVIDUAL Y PENSAMIENTO GRUPAL




IGNORANCIA INDIVIDUAL Y PENSAMIENTO GRUPAL





“Donde todos piensan igual,  nadie piensa mucho”
Walter Lippmann

Ignorancia Individual

Sostienen los historiadores que no se puede entender el presente si no se conoce y asume el pasado. El tiempo que pasó, y los acontecimientos que en el mismo sucedieron configuran, en mayor o menor medida,  el presente.
El paso previo para comprender  una situación es ser consciente de ella. Entender algo requiere ser consciente, conocer  y comprender.
Manuel Vicent, en su columna "Sabor a ajo" de hoy en el País , nos dice que:
https://elpais.com/elpais/2019/01/19/opinion/1547908178_087419.html

“La mayoría de los jóvenes de entonces, rebeldes o no, atendíamos muy a gusto las exigencias de las propias hormonas sin ser del todo conscientes de la degradación política y moral que suponía vivir bajo una dictadura”.


La mayoría de los jóvenes de hoy,  no tienen ningún interés (motivación) por el franquismo. No son conscientes de lo que pasó y sus conocimientos del mismo consisten en cuatro anécdotas, contadas por sus abuelos,  y que estos recuperaron  de su memoria construida, no tanto por lo que realmente sucedió, como por una inconsciente selección de recuerdos que permitan, cuando son contados,  mantener la autoestima del propio contador.

Las grandes atrocidades cometidas a lo largo de la historia por los humanos, se fabricaron con muchos y diversos ingredientes en función del contexto, pero, en ninguna de ellas faltaron los ingredientes de la ignorancia y el ingrediente de la indiferencia.  



Pensamiento grupal

Cuando en nuestros cursos sobre liderazgo, explicamos el pensamiento de grupo, recurrimos a la invasión de  la Bahía Cochinos. El presidente Kennedy tomó la decisión de invadir Cuba y  sus colaboradores la apoyaron a pesar de las evidencias que tenían de que sería un fracado: nadie se atrevió a poner la mínima pega después de que su hermano anunciara que el presidente ya tenía tomada la decisión.



Vivimos actualmente en un mundo de tal complejidad que ya no es entendible a través del pensamiento individual. Yuval Noah Harari nos dice que “lo que confirió a Homo sapiens una ventaja sobre los demás animales y nos convirtió en los amos del planeta no fue nuestra racionalidad individual, sino nuestra capacidad sin parangón de pensar de manera conjunta en grupos numerosos”
Yuval Noah Harari, Yuval: 21 lecciones para el siglo XXI”, Debate 2018, p.242

Lo malo de esto es que nuestros políticos caen, con gran frecuencia, en al fenómeno psicosocial  que el psicólogo Irving Janis, en1972, denominó  pensamiento grupal, para referirse a  un proceso que conduce a una irracional e hipócrita toma de decisiones. https://es.wikipedia.org/wiki/Pensamiento_de_grupo


El macho alfa

                           "Majestad, no dejéis que la adulación entre en vuestra casa"
                           Homilía del Cardenal Tarancón, en la Coronación del Rey Juan Carlos I

En los mamíferos el macho alfa es el jefe supremo del grupo: va siempre de primero, come antes que los demás, tiene en 85% de los coitos grupales…, es decir, es él el que impone las reglas que además le benefician de forma descarada. 


Hay que recordarle, a quién pretenda serlo dentro de los humanos,  que el lenguaje humano nació de la alianza de los macho Beta para derribar al Alfa.



El macho alfa del partido político de turno, elimina a todo aquel que no acepte todas sus opiniones y propuestas, creando un clima de asentimiento  y aceptación fingido, el cual no busca la calidad de la decisión tomada sino el sometimiento, sumisión y adulación al macho alfa para que nos mantenga en la posición que tenemos.
 “Basta con una pizca de franquismo para que una derecha que trata de ser moderada, moderna y europea adquiera el sabor de un caldo revenido, absolutamente rancio” nos sigue diciendo Vicent en su columna del País.


Para muchas personas basta una decisión  tomada instintivamente,  que se entienda como propia de un Macho Alfa, para que un partido de izquierdas,  que se dice democrático y progresista, adquiera el olor  rancio de unos tiempos pasados, con rezumo estalinista. 




¿Pudo haber sido víctima Iñigo Errejón de un guiso  en el que se utilizaron los ingredientes macho alfa más pensamiento grupal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario